El poeta cobarde

Publicado el

Un verso murió sin llegar a ser poema
A manos de un cobarde
De un patán
Que lo dejó en una servilleta
Con salpicaduras de sangre tipo Malbec.

El cadáver de un verso
Exhaló por última vez
Estrujado entre las manos de un mozo enfadado por la miseria de propina.

El poeta muere entregándose a las calles
Sacando del bolsillo un cigarrillo
Para renacer en la miseria del sistema
De potencial poeta a simple títere del hastío.

Sepultado en restos de comida
Entre tickets y vasos rotos
El verso, que nunca será poema
Esperará paciente por ver nacer
Nuevos versos cuyos padres
Sean verdaderos poetas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *